Nuevas oportunidades de inversión ante un torniquete que complica el «rulero»

Bonos Argentinos

Bonos Argentinos

Estoy seguro de muchos de ustedes se deben haber cansado de escuchar la palabra rulo, cómo hacerlo, cómo no hacerlo, gente confundida y desesperada buscando ayuda para sacar provecho de un arbitraje (posibilidad de hacer una ganancia sin riesgo), grupos de chat del gimnasio, de las mamis y papis del colegio, del barrio, todos hablando de lo mismo. Como les dije: es lamentable que tengamos que volver a ver restricciones que lo único que generan es distraernos de nuestra actividad habitual que es la que realmente genera valor al país.

El 2 de septiembre concluí el informe de esta manera: «Lamentablemente (y digo lamentablemente porque las personas dedican gran parte de su tiempo a esto más que a agregar valor real en la economía), cuando estas restricciones ocurren, comienzan a surgir posibilidades de arbitraje entre distintos mercados. Está en cada uno si aprovecharlas o no».

Cuando se ponen restricciones, las personas buscan cómo hacer para evitarlas. Y siempre hay huecos por los cuales se las eluden. Entonces los entes reguladores salen a emparcharlos. Los individuos salen a buscar otros huecos, y así. Entramos en una espiralización de originalidad cuyo resultado es una pérdida de valor en la economía.

El rulo consistía en vender dólares por la bolsa (contado con liqui) y recomprarlos en el banco. Tan sencillo como eso. Como esta técnica impidió reducir la sangría de reservas que se daban por las compras de dólares de argentinos asustados. La semana pasada se publicaron nuevas normativas. Repasemos:

  • Primero, se publicó una circular del BCRA en donde se tomaron medidas para reducir la elusión al control de capitales. Puntualmente, las personas físicas que compren dólares por el MULC (Mercado Único y Libre de Cambios) ahora deben esperar al menos 5 días antes de comprar bonos por mercado secundario con esos dólares. Hasta acá parecía una restricción poco operativa, ya que aquel que arrancaba con dólares, podía venderlos vía CCL y luego comprarlos por MULC. Por otro lado, si uno empieza con pesos, quedarse con dólares por 5 días no es un riesgo que muchos quieran evitar.
  • Pero luego se publicó una nueva normativa de CNV que le puso fin al famoso rulo. Un resumen a continuación:

– Para operaciones menores a USD 10.000 los ALyCs precisan una DDJJ del titular que manifieste que los fondos en dólares no provienen de una operación de MERCADO ÚNICO Y LIBRE DE CAMBIO (MULC) realizada en los últimos CINCO (5) días hábiles.

– Para todas las operaciones (incluso mayores a 10k):

a) Las operaciones contra especie D (cólar MEP) solo pueden ser concertadas en 48hs de liquidación. No hay restricciones para operaciones especie C (dólar Cable).

b) La operación del bono contra pesos debe ser liquidada 5 días después de la liquidación de la compra del bono contra dólar MEP. O sea: el individuo queda expuesto al riesgo precio del bono durante 5 días hábiles.

Algunas aclaraciones: estas restricciones operan solo para personas humanas, no para personas jurídicas. Por otro lado, una persona humana puede seguir comprando más de USD 10.000 vía contado con liqui, sin tener que verse restringido por las nuevas normativas (que están pensadas para quien quiere vender dólares por bolsa).

Hasta aquí llego al día de hoy. Quien tenga consultas puntuales, estaré encantado de responderlas.

¿Sugerencias de inversión? Claro: quien quiera hacer una inversión en pesos y tenga estómago para aguantar un posible reperfilamiento del mismo, el TJ20 (Bopomo, o bono atado a política monetaria) hará un pago del 30% de su valor en un cupón en aproximadamente 10 días. En diciembre hace otro pago importante de cupón, y si ambos se pagan, habremos recuperado gran parte de la inversión, quedándonos con un bono «gratis» con vencimiento en junio de 2020.

Quien quiera hacer una inversión en dólares y también tenga estómago (es condición sine qua non para invertir en Argentina en estos tiempos), sugiero comprar bonos largos y en ley extranjera, como por ejemplo PARY, DICY y AC17, con vencimientos en 2038, 2033 y 2117 respectivamente, con rendimientos de 13%, 21% y 16% respectivamente. Muy posible veamos restructuraciones en ellos, pero si los tenemos a largo plazo es posible que obtengamos buenos retornos, siendo una de las oportunidades que se dan pocas veces en la vida.

(*) el autor es asesor financiero

Fuente: a24