Perrita tiene carro especial para moverse. No puede caminar pero no pierde las ganas de vivir

La pequeña fue rescatada después de años de abuso y maltrato. Llegar donde su actual familia no fue fácil, pero ahora por fin puede respirar en paz.

Tyrella Frank y su mejor amiga, Renee Bourne, habían querido hace tiempo adoptar a un perro negro en el refugio de San Antonio, Texas, Estados Unidos.Por cosas de la vida la atención de ambas se fue a Lady Cherie, una perrita con mezclas de labrador a quien le faltaba una pata. Según el refugio, sólo personas con experiencia podían atenderla y tocarla.

«Nos enamoramos de ella», dijo Frank a The Dodo después de ese primer encuentro.

Sin embargo Lady Cherie le tenía demasiado miedo a la gente. Nadie podía acercarse a ella y Frank y Bourne pasaron horas en el suelo junto a su jaula intentando ganarse su confianza. Eventualmente cedió y se acostó sobre el regazo de Bourne.

Ty Frank

Hasta hace poco nadie sabía con certeza qué había pasado con Lady Cherie. Pensaron que había sido abusada, cosa que confirmaron años más tarde. No se trataba de una deformidad de nacimiento sino que el resultado de maltrato.

«La encontraron en un departamento, ensangrentada y con 12 cachorros», dijo Frank.

Ty Frank
Ty Frank

Control Animal la llevó a un canil donde serían sacrificados, pero un voluntario del refugio alcanzó a llegar y se llevó a los 13 perros. Una vez que todos crecieron y fueron esterilizados, fueron dados en adopción, excepto por Lady Cherie.

Además del miedo, la perrita es sorda y no tiene buena vista, lo que hace difícil darla en adopción. Más de 10 veces fue adoptada y regresada al refugio, lo que los hacia perder la esperanza.

Ni Frank ni Bourne querían adoptarla, pero se ofrecieron a cuidarla en su casa. «Aprendió a jugar durante esa semana, y lo que son los premios. Comenzó a comportarse como cualquier perro, y aprendió que no debe estar atenta todo el tiempo. Fue muy lindo. Aprendió lo que es el amor».

Ty Frank
Ty Frank
Ty Frank

En esa semana también ellas aprendieron que no podrían dejarla ir.

La vida de Lady Cherie y las dos amigas mejoró con la perrita a su lado, aunque físicamente ella se deterioraba. En el último año ha tenido infecciones urinarias, pancreatitis, y ya no puede caminar.

Ty Frank
Ty Frank
Ty Frank

Pero para sus dueñas no es un obstáculo. Mientras esperan su cirugía, decidieron ayudarla con un carrito que ellas mismas construyeron para pasearla. «Pusimos un colchón de espuma, una frazada, y varios peluches y juguetes. Le encanta. Es como ‘acarícienme, paséenme’. Lo que más le gusta es salir en coche, así que el carrito es como un paseo en coche pero dentro de la casa2.

Ty Frank
Ty Frank
Ty Frank

Lady Cherie y su familia ahora necesitan dinero para su operación cosa que sólo podrán lograr con la ayuda de otros. Si desean donar a su cirugía pueden hacerlo a través de esta página o compartiendo su situación para que otros también ayuden.